Acceso a webmail

Área privada

Responsabilidad civil

Daños a terceros derivados de la actividad particular, profesional o empresarial del asegurado.

Contactanos*

La responsabilidad civil cubre al asegurado de los daños materiales o personales que éste, ya sea particular, profesional, empresa o institución, ocasione a terceros derivada de la actividad que como tal desarrolle y puede resultar civilmente responsable.

Este seguro puede ampliarse a los daños ocasionados a empleados, socios, subcontratistas, también por los daños ocasionados por los productos o trabajos realizados o prestados, derivados de su actividad profesional, y muchos otros.

El precio de este seguro dependerá en el caso de las empresas, de su actividad y de su volumen de facturación, número de empleados o de cualquier otro parámetro mesurable establecido por la compañía que les de una idea ajustada a la exposición al riesgo a la que están sometidos. Además, se cubren los gastos de defensa, a veces cuantiosos, en los que debas incurrir ante una reclamación.

Tanto en la vida familiar como en la profesional, hay que disponer de una cobertura que nos ampare en caso de ocasionar daños a terceros. De lo contrario, responderemos con nuestro propio patrimonio en la medida en que el perjudicado está en su derecho de resarcir el daño causado.

Además, es bueno disponer de la cobertura de gastos de defensa, pues no todo lo que se nos reclama puede dar lugar a indemnización pero, en cambio, si puede ocasionar importantes gastos no recuperables.

El conocimiento adecuado del riesgo, las garantías que pueden incluirse y la utilización adecuada de los parámetros mediante los cuales se cobra la prima son muy importantes para recibir una cobertura adecuada.

Seguros relacionados